jueves, 17 de noviembre de 2011

Kid del diseño gráfico y niveles de iconicidad

Saludos humanos, el tema que trataremos hoy son escalas de iconicidad y el kit del diseño gráfico, así que comencemos de una vez para que no sigan desperdiciando su vida.
Una escala de iconicidad se basa en la semejanza que existe entre la imagen con su referente y su forma de representación, es decir, la imagen que nos presentan y qué tan apegada está a la realidad.
Todas las representaciones existentes están situadas en uno de los grados de iconicidad que establecen Villafane y Mínguez, los cuales estaremos tratando más adelante. Cuando el grado de iconicidad baja entonces el objeto referente pierde alguna de sus propiedades originales, conocido como grado de motivación o coacción del significado con el significante. Es importante recordar que para que haya una comprensión de cualquier signo es necesario un grado de convención. Comparando esta clasificación con lo propuesto por Umberto Eco, él define 2 umbrales: el umbral superior que abarca los signos culturales, artificiales, sociales y convencionales; y el umbral inferior, que abarca únicamente los signos naturales.
Villafane y Mínguez consideran 11 grados de iconicidad, siendo 11 el más apegado a la realidad y 1 el más alejado. Los enlistaré a continuación, ejemplificando con una imagen de mí mismo.

Nivel 11: Imagen Natural
El nivel 11 comprende a cualquier percepción de la realidad obtenida por medio de la vista, de forma directa. No debe tratarse de una reproducción del objeto por algún medio, sino el objeto en sí. Por lo tanto, en este nivel no puedo ejemplificarlo, pues tendrían que verme en persona, pero eso no pasará pues mi inteligente disfraz evita que puedan reconocerme entra la multitud.

Nivel 10: Modelo tridimensional a escala
Es tan simple como eso, una escultura representando al objeto referente con 3 dimensiones, largo ancho y altura.
Nivel 9: Holograma
Proyección tridimensional que sirve para recrear imágenes en 3D por medio de una proyección de laser. Su arcaica tecnología a duras puede hacer algo tan simple para mi superior raza irken, así que les muestro un ejemplo en lugar de explicarles cosas más allá de su entendimiento.


Nivel 8: Fotografía a Color
Creo que no hay necesidad de explicar este nivel de iconicidad, es una fotografía a color, encontrada en gran cantidad de medios impresos como revistas. Cabe mencionar que es uno de los medios más fieles y más accesibles para sus atrasados avances tecnológicos.

Nivel 7: Foto blanco y negro
Lo mismo que la anterior, solo que en escala de grises, usada más comúnmente con propósitos artísticos o para economizar.


Nivel 6: Pintura realista
Pintura plasmada de la forma más apegada a la realidad. A pesar de ser el equivalente a una fotografía a color, está involucrada la percepción del artista al pintarlo, por lo tanto no es tan fiel.


 Nivel 5: Representación figurativa no realista
Representación pictórica, pero no tan apegada al objeto referente, como en la pintura realista. Es más abstracta.



Nivel 4: Pictograma
Es un diagrama que utiliza imágenes o símbolos para mostrar datos para una comprensión rápida. Es una representación simplificada pero representativa del objeto referente.

  
















Nivel 3: Esquema motivado

Representación gráfica o simbólica destacando los caracteres más significativos del objeto referente. Usualmente da indicaciones o aclara partes de la imagen. Les presento un diagrama de mi robot Gir para ejemplificar.











Nivel 2: Esquema arbitrario
Está relacionado con la artificialidad, convencionalidad y arbitrariedad del signo, por lo que para que califique dentro de esta categoría debe cumplir con esas características.



Nivel 1: Representación no figurativa
Representa cosas de manera abstracta, incluso irreal y completamente alejado del objeto referente. Solo atiende a elementos de forma, color, estructura, sin buscar representarlo concretamente.



El nivel de iconicidad es aprovechable para cambiar el resultado visual o el uso pragmático o semántico. Este grado de iconicidad puede tener, según Villafane y Mínguez, 4 funciones:
De reconocimiento: esta función busca el conocimiento de algo, obviamente mediante una o varias imágenes, por lo que el nivel más adecuado es el 11 pues lo que busca es la apreciación más objetiva posible.
Descriptiva: busca mostrar una realidad determinada, como la distribución de las calles en un mapa. Para esta función los niveles adecuados son 10, 9, 8 y 7 ya que son los niveles más claros después de la observación directa.
Informativa: ya que busca trasnmitir una información de forma sencilla los niveles más adecuados son 4, 3 y 2.
Artística: esta función busca principalmente la estética de la imagen por lo que son útiles los grados 8, 7, 6, 5 y 1.

Kit del Diseño Gráfico
Para representar cada uno de estos grados de iconicidad es necesaria una combinación de elementos bastante comunes y presentes en todas las imágenes que están a nuestro alrededor día a día. Estos elementos están agrupados en diversos códigos, así que iremos en orden y explicando cada uno
Código morfológico: el código morfológico está formado por el punto, la línea, la forma, el plano y la textura.
 

 El punto: es considerado el elemento más simple del código visual. La unión de puntos puede formar una imagen como es el caso de los denominados “pixeles” en las imágenes digitales o de la “roseta” que forma las diferentes formas y colores de una imagen impresa. Podemos irnos a los extremos con el llamado “puntillismo” que utiliza solamente pinceladas en forma de puntos para formar una imagen, como el ejemplo que vemos a continuación, de Georges Seurat.
El punto no necesariamente es un pequeño círculo como la mayoría de ustedes, humanos ignorantes piensa. El punto puede tomar básicamente cualquier forma. Incluso, no es necesario que el punto esté presente materialmente para poder existir ya que hay varios puntos implícitos que revisaremos a continuación.


Centros geométricos: este punto se encuentra en el centro de la imagen hablando geométricamente y atrae la atención hacia él. Como ejemplo podemos ver en el ejemplo siguiente, Gir sería en centro geométrico de la imagen.

Puntos de fuga: los puntos de fuga tienen la función de crear una ilusión de profundidad, dando más realismo a una pintura al atraer a todas las líneas hacia él. Como ejemplo tenemos una imagen del vecindario con un punto de fuga.



Puntos de atención: son posiciones de la imagen que atraen la atención del observador de acuerdo a la disposición de los elementos. Es más fácil de observar en una imagen con relativamente pocos elementos como en el ejemplo siguiente donde Gir es el punto de atención.


Además, el punto tiene algunos usos más como crear pautas o patrones de forma mediante la agrupación y repetición de puntos, puede actuar como foco de la composición, generar efectos de movimiento y formar texturas como ya mostramos en la imagen del puntillismo.

La Línea: Se puede definir como la huella de un punto en movimiento o una sucesión de puntos. Puede satisfacer una gran cantidad de necesidades de representación gracias a su diversa cantidad de configuraciones. Tiene 2 fines esenciales: señalar, en el caso de la comunicación visual aplicada, y significar, como en el arte. Al igual que el punto, no siempre tiene que estar presente para existir en una imagen. Se pueden clasificar en diferentes categorías.
Líneas implícitas

Líneas aisladas: estas líneas no necesitan explicación más profunda, son las líneas que todo mundo conoce de acuerdo a su posición y forma; horizontal, vertical, oblicua, recta, curva, quebrada, etc.
Línea objetual: por medio de una única línea se forma una imagen.
Línea figural: se divide en 2, de contorno y de recorte.
Las principales funciones plásticas de la línea son: crear vectores de dirección,  es decir, líneas que indiquen una dirección; aportar profundidad  a la composición; separar planos y organizar el espacio, dar volumen a objetos bidimensionales y representar tanto la forma como estructura de un objeto.

El plano: es un elemento que refiere a las superficies y está muy relacionado con el espacio. Se define en función a dos propiedades.
Bidimensionalidad: el plano puede definir alto y ancho, además de ser colocado en diferentes posiciones para simular volumen.
Forma: El plano determina la organización del espacio, su división y ordenación en diferentes subespacios. La superposición de planos permite crear la ilusión de profundidad.

La forma: es considerado como “un elemento a medio camino entre la representación y la percepción”. Al ver un objeto desde puntos diferentes podemos observar diferentes formas, las cuales dan origen a la denominada forma estructural, que permite reconocer a un objeto desde diferentes posiciones, considerándolo arquetípico, es decir, que cuente con suficientes rasgos para que pueda mantener su identidad. Por lo tanto la representación arquetípica exige simplicidad y fácil reconocimiento, además de una adecuación realista del significado que quiere expresar. Como ejemplo observemos a este peludo ser que ustedes humanos llaman lobo y es fácilmente reconocible por su hábito de aullar a la luna.

La forma puede ser representada en 3 formas básicas: proyección, escorzo y traslapo.
Proyección: es una abstracción visual desde un punto de vista fijo y debe cumplir 2 características, ser esencial, es decir, plasmar la estructura del objeto; y generativa, que permita completar aquellos detalles que la forma no recoge.
Escorzo: representa al objeto o personaje en sentido perpendicular u oblicuo al plano que se utiliza dando sensación de profundidad y tridimensionalidad.
Traslapo: se refiere a la superposición de objetos dentro de la imagen. También intervienen las leyes de la Gestalt como podrán recordar (espero), específicamente la ley de cierre. El traslapo tiene como funciones la jerarquización, dar orden a la lectura de las imágenes, crear cohesión y favorecer la tridimensionalidad.

La textura: es la sensación aplicada sobre una superficie ya sea visual o táctil. Yo espero que todos ustedes miserables humanos no necesiten más explicación sobre lo que es una textura, algo que han experimentado desde que comenzaron a existir en su apestoso planeta.

Código cromático: el código cromático se refiere al color. Poniéndonos científicos, el color existe gracias a la luz y a las superficies que reflejan los diversos colores del espectro de la luz, reteniendo solo parte de este y mostrando cierto color para nuestros ojos que lo capturan por medio de la retina, aunque no espero que entiendan esa teoría tan elevada para sus capacidades intelectuales, además ese no es el punto. El color formalmente se clasifica en 2: el color luz y el color pigmento.

El color luz es el que encontramos, por ejemplo, en las pantallas de las televisiones y está formado por 3 colores primarios: rojo, verde y azul. Estos colores participan en la llamada “síntesis sustractiva” en la que la unión de estos 3 colores forma luz blanca y los colores secundarios que se muestran a continuación.


El color pigmento es el que involucra las tintas y otro tipo de pinturas tangibles. Los 3 colores primarios que comprende son el cian, magenta y el amarillo. En este caso la combinación de estos colores es la llamada síntesis aditiva, donde la unión de los 3 da origen al negro en lugar del blanco, aunque se utiliza tinta negra además de las 3 anteriormente mencionadas pues tiene una calidad mayor que el negro que se forma por la combinación de los 3 colores.


Los colores tienen 3 características esenciales independientemente si son luz o pigmento:
Tonalidad: es el estímulo que nos permite diferenciar un color de otro. Es decir, el rojo es rojo y el azul es azul, eso no puede cambiar.
Saturación: es la sensación más o menos intensa de un color puro; esta varía si está degradada con blanco o negro.
Temperatura del color: el uso de esta es poder regular los colores de acuerdo a la luz que esté presente en la imagen o lugar, para no mostrar colores alterados.
Además, el color no tiene solo fines estéticos, también tiene un gran significado implícito que da sensaciones diferentes, por lo que no se debe tomar a la ligera al utilizarlo. Hay colores cálidos y fríos, tristes y alegres, estáticos y dinámicos, por lo que hay que saber utilizarlos  en diferentes situaciones. Además de eso los colores tienen una carga simbólica importante y variable.
Por ejemplo, el negro puede significar luto o elegancia; el blanco puede significar paz, aunque en ciertos lugares del mundo es un color para el luto; el azul puede inspirar confianza, pero es un color frío que también puede significar tristeza. ¿Acaso doy una sensación diferente cambiándome de color? Creo que debería usar un rojo para parecer más intimidante…


El color también es importante para representar las luces y sombras en una imagen dando así un efecto tridimensional, así como la distancia entre los elementos, siendo los que están más lejanos de un color más tenue. También es importante considerar el contraste entre los colores y usarlo para transmitir un mensaje más efectivamente.

Código tipográfico: el código tipográfico se refiere al texto utilizado en la imagen, si es que está presente. Actualmente hay una gran cantidad de tipografías y una de las clasificaciones más comunes es la de Maximilien Vox. Cada tipografía es mejor para cierto tipo de mensaje o para dar un carácter diferente a una composición, además, el tamaño de los tipos puede afectar no solo el aspecto, sino la funcionalidad de la imagen. A continuación la clasificación de Vox.


Conclusión
En esta ocasión pudimos tratar cada uno de los elementos que dan forma a las imágenes que percibimos. Y aunque están siempre presentes, se han vuelto tan obvios y convencionales que no nos detenemos a analizarlos uno por uno. Claro que es muy diferente conocerlos cada uno por separado que experimentar con la unión de todos ellos y los diversos efectos que podemos crear. Conociendo más a fondo cada uno de estos podemos aprovecharlos de mejor manera para el fin que busquemos, aunque aún así no confío en ustedes humanos, se que olvidaran todo esto tan pronto pasen la página. Hablando sobre los grados de iconicidad, no cabe duda que es un tema de vital importancia pues cada uno de esos niveles puede ayudar a entregar un mensaje de una manera más efectiva, o por el contrario, el mal uso de estos niveles puede llevar a un resultado fatal. Si se hace buen uso de los grados de iconicidad podemos hacer más rápida y efectiva la comunicación. Cada grado tiene propósitos diferentes como ya vimos, y vale la pena conocer y experimentar con todos para conocer el alcance que estos pueden tener. Estos niveles, combinados con los conocimientos del kit del diseño gráfico son de gran ayuda para enviar mensajes de manera más efectiva, introduciendo además la pragmática de la imagen, de la cual ya hablamos anteriormente.
Eso es todo por esta vez, espero que estos conocimientos básicos hayan quedado grabados en sus minúsculos cerebros de pollo y les pueda servir… que estoy diciendo, obviamente ya no recuerdan nada de lo que hablamos, hasta la próxima.

Referencias
Valverde Berrocoso, Jesus. (s.f.) La imagen. Recuperado de: http://web.archive.org/web/20100115114348/http://www.unex.es/didactica/Tecnologia_Educativa/imagen01.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario